Corporación Luz de Cristo, Chile-Un padre y esposo denuncia (02.10.06)
     
Imagen
 
Preguntas para funcionarios y "autoridades" en general | "AMOR DE PAPÁ", Chile : Síndrome de Alienación Parental (SAP) |INTOXICACION AGUDA POR BURUNDANGA | DOCUMENTOS| Varias víctimas olvidadas ¡ AYUDANOS ! Sigung Gebol denuncia secuestro internacional de su hija -2005 | Niña secuestrada en lugar desconocido,Trigueirinho, Argentina - 2004 | Niño chileno secuestrado en Argentina desde 2001-Fundación Hastinapura | Caso Guillén Gross, Sodalitium, Perú - 1999 | Denuncian a la CIDDHH de la OEA a Sodalitium, Poder Judicial e Iglesia Católica-Perú | Pierde esposa e hijas en Nueva Conciencia-Bolivia (Paraguay,Argentina) | La Escuela de Yoga de Buenos Aires-Pablo Salum | Movimiento para la Conciencia de Krishna, una madre nos cuenta su drama familiar, Argentina | Padre Faustino Gazziero, asesinado junto al altar-Chile | "Centro de Sanación del Cristo de la Divina Misericordia y su Santa Madre Inmaculada", Osorno, Chile (más de 30 víctimas niños y mujeres)| Roy Khalidbahn, ´Ningunismo´, muere ahogado líder en las cloacas de Buenos Aires | Corporación Luz de Cristo, Chile-Un padre y esposo denuncia (02.10.06) | | Corporación Luz de Cristo, Chile, DESCARGOS y aclaración DEL PASTOR VILLEGAS y otros | ¿ABERRANTES PRÁCTICAS de los que nos dirigen?, "jueces bailarines" y otros... | 300 niños africanos fueron asesinados como parte de rituales de sacrificio en Londres | Argentina: Florencia Pennacchi, 3 años desaparecida - 2005 | Denuncian a "Gran Revolución del Ser", Colombia, Brasil y Argentina | Niño de 8 años sufre abusos en rituales satánicos, Argentina - 2005 | Satánicos amenazan de muerte a una familia, Chile - 2005 | Bebé iba a ser sacrificado por una secta satánica Paraguay - 2007| Asesinato Ritual de Niño en Argentina: Ramoncito - 2006 | Perú: madre acusa a Avanzada Católica - 2008 | Carta de Anyolina Rubio al cardenal Cipriani, sobre Avanzada Católica (Perú) | Argentina: Sobre ley de trata de personas - diputada Fernanda Gil Lozano | Perú: madre protesta por ingreso de joven a convento de clausura 02.08.08 | RUSIA: con 666 puñaladas matan a 4 adolescentes en ritual satánico y los comen asados - 2008 | Argentina: la pesadilla de David Harari - 2006 | Argentina: madre denuncia que hijo fue muerto en ritual satánico - 2008 | España: Afectado por Las Doce Tribus: «Mi hijo está secuestrado por una secta» - 2008 | Argentina: 12 bebés desaparecidos por semana en Santiago del Estero - 2008 | España: Asociación ”Víctimas de las Supuestas Apariciones de El Escorial” - 2008 | Argentina: Detenido el Maestro Amor, Ricardo Javier Ocampo | GRUPO "WAIKI": UNA MADRE DENUNCIA (PERÚ) | España: secta con abuso de menores - Fernando Torres Baena | Grave denuncia desde Perú: Sodálites
 
Corporación Luz de Cristo, Chile-Un padre y esposo denuncia (02.10.06)
   
 
imagen
Pastor Enrique Villegas
*Nota: esta denuncia nos fue entregada para su publicación en junio del 2006; pero por pedido del denunciante y en espera de acciones concretas por parte de las autoridades chilenas en relación a la defensa de sus Derechos (las que no se han producido)fue demorada hasta hoy 02.10.06.

A.I.S.-Cono Sur

"Defendemos sus Derechos y los de su familia en donde usted se encuentre".
DENUNCIA CONTRA LA CORPORACIÓN LUZ DE CRISTO

El presente documento resume antecedentes a objeto de denunciar a la Corporación Luz de Cristo de ser una secta destructiva y operar plenamente al amparo de la legislación de chile, utilizando para sus fines niños en situación de abandono, producto de lo cual han procedido a destruir a mi familia y provocar enorme daño emocional, moral y material en todos sus tres integrantes. Denuncio también al Estado de Chile de no proporcionar los mecanísmos legales para enfrentar este tipo de casos, aún cuando se están vulnerando gravemente mis derechos humanos básicos y los de cada integrante de mi familia, los cuales están consagrados en la Carta Fundamental.

Insto a la UNICEF a investigar este caso y todos aquellos relacionados con la organización Corporación Luz de Cristo y su matriz Kades Barnea.

EL DENUNCIANTE

Mi nombre es Luis Ricardo Guerra Max, RUN 08.442.918-k, nacionalidad chilena. Soy profesor de ETP (UMCE) y Técnico Universitario en Control Automático (USACH). Actualmente vivo en Santiago, pero antes de ser destruida mi familia se radicaba en Lota, Concepción (Chile).

LA ORGANIZACIÓN

La organización que denuncio es una corporación sin fines de lucro denominada Luz de Cristo, Pers. Jur. 755 de 17 de Agosto de 2000, domiciliada en Bacteriológico 10.790, comuna de La Florida, Santiago de Chile, fonos (56 2) 289 45 75 / 288 55 30 y cuya página web es www.luzdecristo.cl, allí se encuentra amplia información de contácto con la misma.

SU LÍDER

El lider es Enrique Villegas M, quien que se me presentó como pastor evangélico y terapeuta en problemas de drogadicción, alcoholísmo y separaciones familiares y opera secundado (o liderado) por un psicólogo de nombre Alamiro. Llegué allí porque mi esposa presentaba un severo cuadro de dependencia a drogas legales, gatillado probablemente por una crisis neurológica ocasionada por el maltrato laboral de una transnacional norteamericana (I. Chile).

La Corporación Luz de Cristo es un brazo de otra organización, radicada en Holanda y denominada Kades Barnea. La Corporación Luz de Cristo opera como un hogar de acogida de niños en situación de abandono, se supone que atiende unos 25 niños en edades que he visto abarcan hasta adolescentes. La organización recibe ayuda de varias empresas y mantiene contactos a nivel de embajadas como la misma organización muestra en su página web en la que publica fotos con el embajador de Chile en Holanda. También mantiene estrechos vinculos con una corporación de colegios particulares subvencionados denominados Colegios Bethel y supuestamente posee una red de apoyo de unas 600 personas, entre ellas algunas que trabajan en el MINEDUC.

Cierto indicios obtenidos en mi estancia en el Hogar podrían indicar que mi caso está muy lejos de ser único y que podría estar afectando a otras familias. La citada corporación además aparentemente piensa abrir un gran centro de acogida, con ayuda de la Municipalidad de La Florida. Ademas se planea abrir otro centro de similares características en Colombia.

Los dias sabados, al menos, opera como una consulta en la que atienden a personas que sufren diversas problemáticas. En esta tarea el señor Villegas trabaja en conjunto con un sicólogo de nombre Alamiro y en palabras del propio señor Villegas llevan operando varios años, con gran éxito logrando llegar a ser bastante conocidos.

Ellos ofrecieron ayudar a mi esposa, pero en la práctica terminaron agravando severamente su crisis neurológica induciéndola a integrarse activamente a la secta e induciendo a que nos abandonara a mi y a mi hijo en una dificil situación, ya que yo trabajaba directamente con ella. Actualmente mi esposa vive en el hogar o al menos asi me lo hacen creer. El caso se presenta ante todo el mundo como el de un hombre alcohólico que a maltratado física y sicológicamente a su esposa durante años, por lo que está decidió abandonarlo. Además actualmente ella presenta un embarazo casi a termino, cuyo padre desconozco y niega mi paternidad y derechos y que por el tiempo corresponde a la época en que ella se va con la secta. Indujeron a mi esposa a aceptar una rebaja de puesto en la empresa y a realizar fuertes aportes mensuales a la corporación. También están ejerciendo manipulación en mi hijo, yo sospecho con la intención final de llevarselo al hogar también. Durante este último tiempo han realizado un proceso de hostigamiento consistente en degradarme moralmente como persona ante mi esposa y ante todos aquellos en lo que he buscado ayuda.

El caso tiene muchos más antecedentes que por brevedad he omitido.

MIS DENUNCIAS A LAS AUTORIDADES

Realicé gestiones ante todo el equipo de protección de la familia en Lota, donde me atendió un equipo integrado por dos sicólogos, dos asistentes sociales y un abogado. Ellos me indicaron la imposibilidad de poder remediar mi situación aconsejandome que presentará una demanda contra mi esposa, cosa a lo cual yo me he negado, por cuanto a mi juicio no es este un problema de derechos económicos.

También acudí a Investigaciones de Chile (Policía Civil) donde se me indicó que dado que existía voluntad de mi esposa, nada se podía hacer. En el juzgado de Coronel ni siquiera se dignaron a atenderme, pues el señor que me atendió se rió en mi cara indicandome que se me dijo lo mismo. En resumen, nadie acepta escuchar mi historia y nadie valora el daño sicológico y moral que esta gente ha provocado al destruir mi familia y provocarme un severo daño emocional y moral en lo personal, a mi, mi esposa e hijo. He enviado cartas al senado, una de las cuales fue respondida indicándoseme que mi denuncia había sido comunicada al Ministerio del Interior de Chile.

Desconozco si tal cosa es efectiva, aún cuando un contacto del Ministerio citado me ha informado que aparentemente no existiría ninguna información respecto de nuestro caso allí.

He realizado una denuncia formal a la Unidad de Familia en Crisis del SENAME, a raiz de lo cual una funcionaria me citó para entregarle detalles. Posteriormente al comunicarme con ella para indagar antecedentes del avance en el caso ella se limitó a indicarme que me agradecía haber presentado la denuncia y que el caso estaba en manos de sus superiores.

EL PROCESO DE "RESTAURACIÓN"

A mi esposa la ascendieron a Gerente Zonal en Concepción el año 2004. Para ella representaba una gran oportunidad profesional y para la familia significaba irse a vivir al lugar que los esposos habían soñado para vivir su vejez. En lo personal para mi significaba abandonar temporalmente mi vocación (soy educador), pero con la finalidad de trabajar para mi esposa soportándola en todas las tareas anexas que demanda mantener la oficina de una empresa transnacional. Especialmente clave sería mi trabajo como chofer, ya que mi esposa debería atender a clientes desperdigados en una zona de cientos de kilómetros y ella si bien poseía licencia de conducir, tenía grandes dificultades para ello.

Nos radicamos en Lota en Enero de 2004. El primer año transcurrió todo en un ambiente de gran felicidad, habilitamos una oficina en una bella casa que arrendamos y desde allí salíamos casi a diario a visitar distantes clientes. Yo manejaba un promedio de 400 km diarios y mi esposa se reunía con los clientes.

El segundo año surgieron graves problemas, mi esposa no lograba tener las altísimas metas exigidas, a la vez que se le exigió comenzar a vender productos desconocidos para ella y que requerían de una formación distinta a la que ella había recibido. Comenzó imperceptiblemente a enfermarse y a ingerir cantidades exorbitantes de fármacos legales aduciendo diversos transtornos.

El proceso alcanzó tal grado de crisis que mi esposa pasaba una semana durmiendo día y noche, para luego pasar a la fase opuesta: Trabajar día y noche. Las ingéstas de fármacos se me hicieron evidentes. Traté de convencerla de su grave estado pero ella se negaba. Busqué ayuda en cuanto lugar me fue posible, si consideramos que estabamos en la zona con los más altos índices de cesantía del país.

Yo estaba completamente desesperado con la situación, no sabía que hacer para sanar a mi esposa que se negaba a recibir ayuda. Finalmente busqué ayuda con mis cuñados y ellos nos contactaron con la Corporación Luz de Cristo, ubicada en La Florida en Santiago. Allí nos atendió Enrique Villegas y Alamiro (un sicólogo). Ambos ofrecieron tratar a mi esposa profesionalmente.

En la práctica ese "proceso de restauración" como lo denominó el pastor Enrique Villegas resultó ser el proceso mas destructivo que puede ser concebido por un ser humano. En sintesis las etapas del proceso al que estamos sometidos son:

1. Me piden información íntima histórica de mi esposa (Deduzco que a ella también)

2. Mi esposa insiste en comenzar sola sus sesiones de terapia.

3. Tras 5 sesiones al no ver avances viajo a entrevistarme con Villegas.

4. Villegas me atiende con Alamiro. Ambos me acusan de Negligencia y abandono de mi esposa a quien fui practicamente a "botar" a la corporación. Tambien se me acusa de alcohólico.

5. Me instan a asistir a terapias también. Durante dos o tres sesiones nos tratan a ambos por separado.

6. En este proceso comienzo a entrar en un estado de confusión extrema y de impotencia. Me siento asesinado moralmente por un lado, pero incapaz de hacer que mi esposa abandone ese tratamiento. En las siguientes sesiones ella manifiesta que no me ama y nos acusan de pecar contra la carne.

7. Mi esposa sufre cambios de caracter enormes. Se corta la buena comunicación que hemos tenido. Ella se queja de estar muy mal pero se niega a darme detalles. Me dice que está muy confundida.

8. Un fin de semana que viaja a terapia a Santiago no regresa. Despues me llama para decirme que se ha dado cuenta de que no me ama y que quiere separarse. Que no piensa volver más a nuestra casa. Que se quedará en casa de su hermano Felipe.

9. Mi esposa regresa despues a nuestra casa. Está obligada a atender temas laborales. El asunto oficina está en un caos absoluto. Ella está desesperada. Ahora debe abrir una oficina en el Centro de Concepción y eso quiebra todo el esquema que teníamos en terminos del trabajo juntos.

10. Mi esposa me conmina a trabajar. Yo he buscado desesperado trabajo, pero en Lota hay un nivel extremo de cesantía. Acepto un trabajo en ventas técnicas, pero estoy muy alejado de esos temas hace más de 10 años y por otro lado emocionalmente estoy muy destruido. El trabajo lejos de facilitar las cosas me genera más dificultades.

11. Mi esposa comienza a pedirme ayudas en sus temas profesionales, me exige involucrarme más, se queja de que yo no la ayudo en nada. La situación se vuelve francamente caótica y enfermiza.

12. Mi esposa comienza a manifestar intenciones de suicidio. Dice que no va a continuar mas con las terapias. Que ha desobedecido y que la van a botar.

13. Viajamos a Santiago a instancias de ella. A pesar de que tenemos graves problemas económicos insiste en que viajemos en avión. En esa ocasión ella se pone extremadamente agresiva conmigo y se queja furiosa de mi abandono. Su hermano rompe relaciones conmigo. Me dice "esto ya llegó al límite, tú siempre muestra una cara muy diplomática por una lado, cuando por otro maltratas a mi hermana". Hasta ese momento, a lo largo de 13 años nunca había tenido un problema con él.

14. Mi hijo y yo regresamos solos a Lota. Mi esposa dice nuevamente que se quiere separar. Pido ayuda a Villegas, pero este anda en un viaje por Holanda. Despues de un tiempo me responde y comenzamos un intenso flujo de correos. Yo estoy cada vez más mal y desesperado.

15. Villegas insiste en que este no es un problema de separación, que en la medida en que se retome "el orden de Dios" todo volverá a su cauce. Que no me preocupe, que esas crisis de Rebeca son normales en este tipo de casos. Que todo está bajo control.

16. Sin trabajo y sin ingresos yo entro en un estado aún mas desesperado. Ahora ya no es mi esposa la que está en severos problemas, sino yo y mi hijo. Rebeca se niega a pagar las deudas de la casa aduciendo que debo ser yo el que me haga cargo de todo, a pesar de que no tengo trabajo.

17. Rebeca me manifiesta que ella siente que está muy enferma, que lo único que quiere es sanarse y que siente que en verdad Villegas y Alamiro representan su única opción. Que me esté tranquilo, que ella nunca nos va a abandonar. Que sabe aún cuando todos le digan que soy un monstruo ella sabe verdaderamente el valor que tengo como persona. Me pide tiempo.

18. Segun Villegas el tratamiento marcha segun lo planeado, pronto se verá la obra del Señor que todo lo sana y restaura. Mi esposa comienza a dar señales de mejoría. Me dice que está deseosa de ver a nuestro hijo, que no aguanta más las ganas de viajar para su graduación de octavo, ya que el pastor le ha dado permiso. Que vamos a conversar y arreglar todo. Que me ama.

19. Mi esposa está feliz, yo comienzo verdaderamente a pensar de que mi poca fe ha sido lo único que a impedido que ella mejore rápidamente.

20. Mi esposa retorna a Lota. Pero viene muriendose. Trató de matarse ingiriendo una enorme dosis de farmacos desconocidos. Está extremadamente mal, literalmente muriendose.

21. Yo entro en pánico absoluto. Trato de llevarla a un hospital, pero ella está convertida en una fiera y se niega, dice que lo único que quiere es morirse. Llamo desesparado a Villegas y este me conmina a que por ningún motivo la lleve a un hospital, que tome lo que pueda y viaje en auto con ella hasta el hogar. Que allí tendrá un médico esperando para tratarla. Durante las seis horas de viaje Villegas me llama constantemente preguntándo en que parte del camino vamos. Mi esposa está como loca. En una parada intenta golpearme mientras me grita "no ves que estoy completamente volada".

22. Cuando llegamos al Hogar Villegas me indica que esta es una crisis que fue gatillada por el contacto conmigo y el viaje a Lota. Que ella no está tan mal y que no es necesario un médico, que bastará con uos dias de desintoxicación. Me conmina a quedarme con ella y mi hijo en el hogar: "para mi el que ustedes estén aquí hace que el señor me bendiga, por favor no se sienta mal, aqui nada falta y su precensia traerá más bendiciones a este hogar de niños".

23. Mi esposa es atendida con mucho cariño y solicitud por todos en el hogar. Ella parece sentirse mejor, aunque cada vez está más agresiva conmigo. Practicamente no hablamos casi. A los pocos días ella comienza a agredirme diendome que "como puedes estar aquí comiendole la comida a unos niños huerfanos".

24. Estoy en un estado de total confución, no logro razonar ni pensar. No se que hacer, que decir, ni qué creer.

25. Yo hablo con Villegas y le pido consejo. Villegas me indica que la neurosis de mi esposa es muy severa, pero que siente que dentro de poco se recuperará, que todo es producto de la ingesta de fármacos. El siente que esta es la última crisis ya que mi esposa tocó fondo. Me dice que cree que lo mejor es que los deje en el hogar, a ella y a mi hijo, que eso la tranquilizará y ayudará notablemente en una rápida mejoría.

26. Cuando acepto dejar de pernoctar en el hogar Villegas me dice algo que me produce enorme confusión "yo no quisiera estar en sus pantalones ahora, pero pediré al Señor por usted, para que le dé resciliencia".

27. Comienzo a ir en el día al hogar. Mi esposa muestra conductas altamente bipolares. Villegas insiste en que todo marcha bien.

28. Un día mi esposa me dice que si bien ella a sido obediente con Villegas, quien la a conminado a no mezclar su proceso de sanidad con una separación matrimonial, pero que ya no piensa seguir obedeciendo. Que definitivamente se separá de mí a contar de ese momento. Me pide que llame a Villegas y se lo diga.

29. Cuando llegamos al Hogar Luz de Cristo salen todos los adultos muy asustados por mi esposa. Yo no entiendo que pasa y cuando le pregunto a Villegas la razón este me indica que estaba pensando lo peor que esperaban ver llegar a mi esposa dañada severamente producto de una golpiza mía. Yo no podía entender nada, todo era una locura absoluta.

30. Villegas me indica que lo más razonable es que no regrese más al hogar por algun tiempo. Rebeca furiosa solicita una reunión en la que Villegas actuará como mediador. Le manifiesta muy alterada que se separará y por primera vez Villegas cambia radicalmente su cara, revelando su verdadera escencia. Me dice que debo ser fuerte, que a pesar de todos los esfuerzos que el a puesto en restaurar la familia, debo entender que esto a veces es así, que es definitivo que nos debemos separar.

31. Mi esposa indica que en el acto debemos acordar con quien se quedará nuestro hijo. Villegas llama a a nuestro a pesar de mi protestas. Villegas le indica en un tono y discurso de sicólogo infantil que los papitos deben separarse y que él debe tomar una desición, para que todo esté bien. Mi hijo está confundido y asustado. Intenta decir algo, pero entre Villegas y mi esposa lo instan a definirse. El dice que se quedará conmigo. Lo hacen salir del dormitorio donde estabamos.

32. Villegas le indica a mi esposa que dado que somos tutores de Danko y no lo hemos adoptado formalmente, al separarnos nuestro hijo deja automáticamente de ser nuestro hijo, ya que legalmente es así. Yo no soporto mas esa locura y abandono la pseudo reunión. Se supone que el acuerdo fue separarse y tener el domingo como día de visita.

33. Debo irme allegado a la casa de un primo, en compañía de mi hijo.

34. Rebeca me insta a que le lleve a nuestro hijo los domingos hasta el Hogar Luz de Cristo. Me llama muy mal quejandose enferma. Yo lo hago. La puerta del Hogar ahora está cerrada para mí y sin dinero debo esperar largas horas en las calles aledañas a que termine la visita dominical.

35. Alamiro y Villegas me citan a una reunión, me indica que me van a ayudar a recuperar a Rebeca, que me van a enseñar cómo debo tratarla, entregándome elementos para tratar con este tipo de problemas siquiatricos. Tambien me indica que en esa reunión me “van a dar duro”.

36. En esa reunión me humillan frente a mi esposa por no tener la capacidad para rescatar la casa de Lota que actualmente estaba botada y sin realizar pago alguno. Me indican que Rebeca pagará un camión para traer las cosas a Santiago y que tengo un plazo de un mes para construir una casa en un sitio que poseemos en Santiago. Yo tengo prohibición de viajar. Mi esposa dispondrá adecuadamente de todo.

37. Posteriormente mi esposa viaja a Lota, sin informarmelo en esa ocasión y procede a retirar toda la documentación familiar y las fotos de la familia, cuyo destino actual desconozco, aunque puedo suponer que tal vez han sido destruidas.

38. El viaje pone muy mal a mi esposa y me citan al hogar para que “haga al menos algo, en todo el problema”. Villegas a negociado con el dueño de la casa la deuda y debo ser yo quien embale la casa para su traslado. Los muebles de nuestro hogar quedarán guardados en casa de mi cuñado Felipe, ya que mi esposa generósamente a aceptado donarselo todo a su hijo.

39. Viajo de regreso a Lota, en compañía de mi hijo, para encontrarme que si bien negociaron el arriendo, no ocurrió lo mismo con las deudas básicas. Villegas y mi esposa me conminan a asumir mi deuda y a hacer algo. El dueño se niega a darme salvoconducto e inicia acciones legales tendientes a desalojarme. Permanezco dos meses en esas condiciones, con una casa embalada y sin dispones de trabajo, ni recursos básicos para sobrevivir. Lota reitero es la comuna mas pobre de Chile y hasta vender casi regaladas las cosas resulta muy dificil.

40. En estado de shock acudo por ayuda a la oficina de violencia intrafamiliar, donde un equipo de asistentes, sicólogos y abogados tratan infructuosamente de ayudarme a salir de mi situación.

41. Finalmente logro vender dos muebles y arrendar una casa para cambiar nuestros muebles. Actualmente sigo pagando ese arriendo imposibilitado de trasladar nuestras pertenecias hasta Santiago. El cambio debo hacerlo en un carrito de feria.

42. La dueña de la casa que arriendo (que no nos conocía ni había visto nunca en la vida) me comenta muy extrañada que una persona se le acercó para decirle que no arrendara a un hombre al que su esposa lo había abandonado por borracho y maltratador. (Nosotros no conocíamos casi a nadie en Lota y nadie tampoco sabía de nuestra situación como familia, con la única excepción del dueño de la primera casa arrendada, que por lo demas es pastor evalgélico.

43. Casi simultaneamente con el cambio, me llaman desde un trabajo en Santiago. Con el poco de dinero que me resta viajo a Santiago, consigo dinero prestado para afrontar un mes de trabajo y comienzo a trabajar.

44. Hoy estoy en la calle literalmente, con un trabajo como único recurso y con el mobiliario de nuestro hogar a 600 kilómetros de distancia. Tratando de mitigar el dolor de nuestro hijo por ser abandonado una vez más en su vida por su madre y armarle nuevamente un hogar como el que tenía hasta antes del fatídico contácto con la secta Luz de Cristo, que paradojalmente dedica sus esfuerzos a atender a niños abandonados y agredidos.

45. Trato de volver a arrendar la casa que teníamos aquí en Santiago, pero Villegas envía al dueño una amenazadora carta denunciandome como torturador de mi esposa.
4
6. Acudo al SENAME y aparentemente ellos incian una investigación puesto que mi esposa me escribe diciendo que porque la ataco agrediendo a los niños del hogar que ella ama.

No soy un monstruo enfermo y maltratador, por el contrario, toda mi vida he tratado de entregarla al servicio de los jovenes a los que educo con mucha vocación. Si viajé a Lota fue siguiendo los sueños del ser que amo, al cual he tratado de cuidar y proteger de la mejor forma que he sabido. A lo largo de 13 años de matrimonio trabajé diariamente, flojeé, bebí, comí, soñé, cometí errores, e hice todo lo que hace una persona normal que lo único que aspira es a formar y mantener un hogar feliz. Hoy eso está destruido, mi esposa parece odiarme y ha cortado todo contacto conmigo y con nuestro hijo, debido a que tiene bonitos planes con “su” futuro hijo.

Todos con quienes he hablado me recomiendan que debo dejar a Rebeca y olvidarme de ella, pero la verdad es que la amo. La amo y sueño cada noche con ella y me levanto pensando en ella cada día. Villegas es un monstruo que ataca lo más íntimo de las personas, el núcleo básico de la sociedad, la familia. Quienes llegan allí, como yo, deben hacerlo por algún problema grave y no miden la información que entregan, confiados en una institución tan noble como un Hogar de niños en abandono y en un personaje que inicialmente parece muy normal, con enorme carisma y dotado de una profunda entrega a una labor de servicio social. En la práctica Villegas está creando una Villa Baviera en el corazón de la ciudad de Santiago, en la práctica Villegas me ha torturado a mí y a mi esposa, cada día, segundo tras segundo, dia y noche. Sus métodos de tortura no son físicos sino que afectan las emociones profundas de las personas, él sabe que allí tiene un campo de desarrollo que por su subjetividad resulta imposible de controlar. El conoce las leyes, sabé que puede hacer y que no debe hacer. Lo tiene muy claro y ello revela el elevado nivel de premeditación de sus actos. Para realizar su accionar utiliza a niños en situación de abandono y a la buena fe de muchas personas, manipulandolas y utilizando en ello técnicas de control emocional. Un monstruo de esa naturaleza debe ser analizado muy bien por que su accionar se expande como un virus. Espero que Dios lo esté mirando, aunque sé que a él eso no le preocupa.

Imploro a todos aquellos seres humanos que crean en la verdad, la justicia y los derechos básicos de las personas a adoptar una postura activa frente a un tema que no tiene respuesta institucional estatal. Al menos en Santiago se está volviendo habitual el accionar de sujetos adscritos a grupos de sanidad, especialmente frente al tema de las drogas. Quizas para algunas autoridades sea un problema menor el cambiar a un sujeto farmaco dependiente por otro secta dependiente, pero quisiera recordarles que el problema básico de la droga es que coarta la libertad del ser y agrede violentamente a la sociedad en la que se deserrolla el problema. La secta dependencia también coarta la libertad del ser y agrede de manera mas violenta aún a la sociedad, porque opera a nivel de destrucción emocional. Finalmente este no es un tema religioso o doctrinal, aún cuando aparentemente lo sea. Insto a los gobiernos a incorporar el tema del control emocional en grupos sectarios en las curricula educacional, ya que he sido testigo de docentes agredidos por madres bajo la denuncia de posesión demoníaca.

Luis Ricardo Guerra Max
RUN 08.442.918-k
Profesor de Educación TP (UMCE)
Técnico Univ. En Control Automático (USACH)
Imagen
TEXTO DE LA CARTA:

(Se lee sello: República de Chile/
Senado)

Nº 26836

Valparaíso, 5 de mayo del 2006.

Al señor Ministro del Interior

En sesión del Senado del día 3 del mes en curso, el Honorable Senador seños Alberto Espina Otero señaló que, con fecha 19 de febrero del presente año, recibió un correo electrónico que denunciaba el funcionamiento de una secta que tendría el carácter de destructiva.

En virtud de este antecedente, solicitó dirigir oficio a Usía, en su nombre, para que, si lo tiene a bien, se sirva instruir una investigación respecto de los hechos relatados en el documento adjunto, e informe a esta Corporación respecto de los resultados de ella.

Envío el presente oficio en nombre del mencionado señor Senador, en virtud de lo dispuesto en el artículo 105 del reglamento de la Corporación.

Dios guarde a Usía.

Eduardo Frei Ruiz-Tagle
Presidente del Senado

José Luis Alliende Leiva
Secretario General (S) del Senado

(Se lee sello de la Secretaría/Senado)

Link a Web de "Luz de Cristo"
<<<
 
Escríbenos
Para más información
Volver a Inicio
<<<