Argentina: Sobre ley de trata de personas - diputada Fernanda Gil Lozano
     
Imagen
 
Preguntas para funcionarios y "autoridades" en general | "AMOR DE PAPÁ", Chile : Síndrome de Alienación Parental (SAP) |INTOXICACION AGUDA POR BURUNDANGA | DOCUMENTOS| Varias víctimas olvidadas ¡ AYUDANOS ! Sigung Gebol denuncia secuestro internacional de su hija -2005 | Niña secuestrada en lugar desconocido,Trigueirinho, Argentina - 2004 | Niño chileno secuestrado en Argentina desde 2001-Fundación Hastinapura | Caso Guillén Gross, Sodalitium, Perú - 1999 | Denuncian a la CIDDHH de la OEA a Sodalitium, Poder Judicial e Iglesia Católica-Perú | Pierde esposa e hijas en Nueva Conciencia-Bolivia (Paraguay,Argentina) | La Escuela de Yoga de Buenos Aires-Pablo Salum | Movimiento para la Conciencia de Krishna, una madre nos cuenta su drama familiar, Argentina | Padre Faustino Gazziero, asesinado junto al altar-Chile | "Centro de Sanación del Cristo de la Divina Misericordia y su Santa Madre Inmaculada", Osorno, Chile (más de 30 víctimas niños y mujeres)| Roy Khalidbahn, ´Ningunismo´, muere ahogado líder en las cloacas de Buenos Aires | Corporación Luz de Cristo, Chile-Un padre y esposo denuncia (02.10.06) | | Corporación Luz de Cristo, Chile, DESCARGOS y aclaración DEL PASTOR VILLEGAS y otros | ¿ABERRANTES PRÁCTICAS de los que nos dirigen?, "jueces bailarines" y otros... | 300 niños africanos fueron asesinados como parte de rituales de sacrificio en Londres | Argentina: Florencia Pennacchi, 3 años desaparecida - 2005 | Denuncian a "Gran Revolución del Ser", Colombia, Brasil y Argentina | Niño de 8 años sufre abusos en rituales satánicos, Argentina - 2005 | Satánicos amenazan de muerte a una familia, Chile - 2005 | Bebé iba a ser sacrificado por una secta satánica Paraguay - 2007| Asesinato Ritual de Niño en Argentina: Ramoncito - 2006 | Perú: madre acusa a Avanzada Católica - 2008 | Carta de Anyolina Rubio al cardenal Cipriani, sobre Avanzada Católica (Perú) | Argentina: Sobre ley de trata de personas - diputada Fernanda Gil Lozano | Perú: madre protesta por ingreso de joven a convento de clausura 02.08.08 | RUSIA: con 666 puñaladas matan a 4 adolescentes en ritual satánico y los comen asados - 2008 | Argentina: la pesadilla de David Harari - 2006 | Argentina: madre denuncia que hijo fue muerto en ritual satánico - 2008 | España: Afectado por Las Doce Tribus: «Mi hijo está secuestrado por una secta» - 2008 | Argentina: 12 bebés desaparecidos por semana en Santiago del Estero - 2008 | España: Asociación ”Víctimas de las Supuestas Apariciones de El Escorial” - 2008 | Argentina: Detenido el Maestro Amor, Ricardo Javier Ocampo | GRUPO "WAIKI": UNA MADRE DENUNCIA (PERÚ) | España: secta con abuso de menores - Fernando Torres Baena | Grave denuncia desde Perú: Sodálites
 
Argentina: Sobre ley de trata de personas - diputada Fernanda Gil Lozano
   
 
imagen
Intervención diputada Fernanda Gil Lozano sobre ley de prevención y sanción de la trata de personas y asistencia a sus víctimas. Y pedido de moción de orden de la diputada Marcela Rodríguez.

Imagen
ARI
<<<
Sesión 9 de abril 2008, parte 2

Intervención diputada Fernanda Gil Lozano sobre ley de prevención y sanción de la trata de personas y asistencia a sus víctimas. Y pedido de moción de orden de la diputada Marcela Rodríguez.

Abril 2008

Sra. Gil Lozano.- XE "Gil Lozano" Señora presidenta: antes de referirme al tema específico de esta sesión, quiero disculparme sinceramente y de todo corazón con mis compañeros de esta Cámara porque durante la última sesión me dirigí de muy mala manera hacia todos los legisladores. Les puedo asegurar que no es mi costumbre y que no va a volver a suceder. Me angustió mucho lo que vi que estaba pasando en el obelisco. En ese momento alguien me mostró en una computadora los hechos que se estaban sucediendo, mientras todos nosotros estábamos aquí sentados, y quizás malinterpreté la dinámica de esta Cámara. Pido sinceramente disculpas.

Pasando al tema que nos ocupa, quiero expresar que realmente me encuentro sorprendida. Cuando se discutió este asunto en la reunión conjunta de las comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia me sorprendió que una abogada manifestara que una preocupación muy importante relacionada con este tema era que se cerraran los prostíbulos en la Argentina. Quiero dejar en claro que nuestro país tiene una tradición abolicionista y que los prostíbulos están prohibidos. Repito que quien expresó aquello es una abogada.

Resulta que ahora me encuentro con una diputada que también es abogada –aclaro que sinceramente no se trata de algo personal- y que dice que no hay ley de trata en la Argentina.

Quiero realmente poner en conocimiento de la Cámara que la Argentina ya tiene una ley de trata. Esto está contemplado precisamente en el Código Penal en el artículo 124 bis, y también en el Código Procesal Penal en el artículo 38 bis. Es decir, nosotros ya tenemos una ley de trata, y no es cierto que no la haya.

La Argentina afronta este problema desde fines del siglo XIX y principios del XX. Es decir que cualquier instancia y presentación de un proyecto de trata debe en principio hacernos pensar que estamos ante una instancia superadora de lo que ya tenemos.

Cuando leí este proyecto –también me tomé el trabajo de leer otros que no venían del Senado sino que fueron presentados en esta Cámara- me encontré realmente con la agradable sorpresa de que esta Cámara durante dos años trabajó muchísimo sobre esta problemática que comparto con la diputada preopinante.

Es realmente un problema gravísimo que está pasando en la República Argentina. Las organizaciones de base, las ONG’s, nos están hablando de entre 400 y 500 mujeres que están dando vueltas por nuestros prostíbulos; la situación es gravísima. Y esto según las denuncias tomadas desde las ONG’s. Sabemos que hay muchas otras que ni siquiera están siendo denunciadas. Es decir que somos conscientes de la situación planteada.

Es más, sabemos que en el tráfico, en el tema de trata mundial, el 90 por ciento de las víctimas de trata son mujeres, niñas y niños. Y por favor, yo también pido acá que hagamos un esfuerzo los legisladores y legisladoras, porque si firmamos un protocolo que dice que no se debe hablar de menores sino de niños y niñas, debemos respetarlo, no se puede seguir hablando de menores.

En principio, el proyecto que sancionó el Senado nuevamente vuelve a hablar de menores de 18 años (Aplausos.). Por favor, si tanto respetamos los convenios internacionales, respetemos también la letra cuando se hace un proyecto de ley.

Ya hay una primera definición sobre un tema de forma no menor que me parece importante que se corrija. Por otro lado, me vi obligada a presentar un proyecto, que tiene despacho de minoría, porque realmente me sorprendió el nivel de antigüedad de la propuesta que viene del Senado.

No me voy a hacer cargo de lo que están votando en otra Cámara. Me puedo hacer cargo de lo que se discute acá; y en esta Cámara hubo realmente proyectos muy interesantes, incluso dentro del oficialismo. No me puedo hacer la distraída y evitar nombrar lo que Stella Maris Córdoba trabajó. Presentó un proyecto que es muy superador de lo que finalmente se terminó aceptando en estas dos comisiones (Aplausos en las galerías.).

Stella Maris Córdoba es una compañera del Frente para la Victoria. El proyecto de mi autoría lo pensé muchísimo, porque no quería entorpecer la labor desarrollada con un proyecto más, pero me vi obligada dada la situación, para que quedara testimonio de que hay una sociedad civil y de que algunos legisladores tenemos otro compromiso con la población, y que todo no puede quedar en manos de una simple mayoría.

Trabajar con consenso significa que cuando uno está citando a un especialista o a una organización civil es para escucharlos y para incorporar los conceptos que ellos vierten. Ninguna de las organizaciones civiles con las que tengo trato está de acuerdo con este proyecto de ley. Si realmente las citaron para hacerlas hablar y no llevarles el apunte, no tiene sentido.

Hablando específicamente de esta ley es vergonzozo que en la definición misma de lo que es la trata se haga una diferencia a nivel de víctimas, y voy a explicar por qué. El impacto que esto tiene en la práctica es el vicio del consentimiento, y acá no nos hagamos los distraídos.

Todos sabemos lo que significa el vicio del consentimiento. Cuando se llega al lugar y se encuentra al proxeneta con alguna mujer, éste nos va a decir: “Ellas quieren, tienen más de 18 años, ¿yo qué puedo hacer?” Esta es la situación.

Imponer una pena de tres años es establecer un delito excarcelable. Hablamos de un proyecto superador por la gravedad que tiene esta situación en la Argentina.

Y quiero contar una anécdota. Ayer por la noche mandaron a todos los diputados y diputadas un pedido para que por favor participaran de un escrache que se haría en un prostíbulo que funciona en plena Capital Federal y no en una zona marginal, ya que está ubicado en San Pedrito y Directorio. Como se había hecho una cámara oculta sabíamos que adentro había una menor –como dicen ustedes&#8209;, es decir, una chica –como digo yo&#8209;, de dieciséis años.

Cuando fuimos a hacer el escrache con todas las organizaciones nos encontramos con las puertas cerradas. Golpeamos y tratamos de pedir ayuda. La Justicia se había comprometido a acompañarnos en ese escrache. En este sentido, aprovecho la oportunidad para agradecer a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, porque rápidamente hizo lugar a la denuncia y contamos con un despacho que resultó muy importante; por eso, le agradezco particularmente a la doctora Alicia Pierini. (Aplausos.)

Mientras estábamos en el lugar –había mucha gente indignada&#8209; aparecieron patrulleros de todas partes. En un momento llegamos a contar cinco móviles. También había tres diputados nacionales, a quienes les agradezco que se hayan hecho presentes. Mientras hablaba con el subcomisario de la Comisaría 38, el señor Durán, alguien dice: “¡Tiros! ¡Cuidado! ¡Están en un enfrentamiento!”. Desaparecieron todos los móviles y en ese momento llegaron unos autos y empezaron a sacar a las chicas por las casas de los costados. Los vecinos nos decían: “Las están sacando por las terrazas”. Luego apareció nuevamente el subcomisario y le hice saber que se las estaban llevando. Estaban los medios, 150 personas, tres diputados nacionales, la Policía Federal y este subcomisario me dijo que la equivocada era yo, porque si la Justicia no se lo ordenaba él no las podía parar. El hecho es que a las chicas se las llevaron en dos autos; uno rojo y otro blanco. De esto tenemos fotografías. Se las llevaron y encima la policía me gritaba que estaba impulsando una acción ilegal junto con otros dos diputados.

Ese fue un verdadero hecho de impunidad. Repito que estaba la Policía Federal, 150 vecinos, todas las ONGs, tres diputados nacionales y nadie pudo hacer nada. ¡Nos sacaron a las chicas de las manos! La subieron en dos autos y pudimos ver que eran cuatro pibas. ¿Saben qué pasó? Absolutamente nada. Así actúa el Estado argentino. ¿Qué vamos a decir de ahora en más cada vez que alguien hable de los derechos humanos? ¿Acaso estas chicas no tienen derechos humanos?

Para colmo ese subcomisario que mencioné con anterioridad se animó a decirnos que íbamos a tener problemas si iniciábamos alguna causa. Por eso, yo también quiero plantear una cuestión de privilegio, porque vulneraron mis fueros y encima me dijeron que me callara la boca. (Aplausos.)

Estuvimos cuatro horas en ese lugar y cuando nos estábamos por ir una de las mujeres que llevaba dieciséis años como víctima de esa red me pidió por favor que no me fuera porque si no a la noche las chicas iban a recibir una paliza terrible.

Aclaro que soy feminista desde hace mucho tiempo; no me hice feminista en los últimos dos meses. Esto lo quiero remarcar porque personalmente he asumido un compromiso con el movimiento de mujeres.

Con respecto al tema de las mujeres que ejercen la prostitución existe una discusión que no tiene nada que ver con este proyecto ni con el tema de la trata. Digo esto porque se está debatiendo si esas mujeres están en situación de prostitución o son trabajadoras sexuales. Personalmente no le hago un “ole” a esta discusión, pero hoy no es motivo de debate; no es el tema que nos ha convocado a esta sesión. En todo caso es una discusión que deberemos llevar adelante con las actoras involucradas y después de escucharlas podremos formar una opinión.

Pensar que el tema de la trata tiene que ver con la prostitución es parte del primer error. En este sentido, gracias a las ONGs que están investigando el trabajo esclavo que existe en la Argentina sabemos que la industria textil de nuestro país se sostiene merced a los trabajadores ilegales que viven en talleres inmundos en los que les pagan cinco pesos por prenda que después se venden a cien pesos. Así se sostiene la industria textil y las grandes firmas en la República Argentina. Es vergonzoso lo que está sucediendo. A pesar de todo continúan ahí, tirados en talleres de los que no pueden salir y sin documentos. (Aplausos.) Todos saben dónde están y, sin embargo, nadie hace nada. Para colmo cada vez que nos hacemos presentes nos amenazan. Quiero dejar una idea que me parece importante en esta definición.

Acuerdo con la señora diputada preopinante que evidentemente los protocolos internacionales nos obligan a tomar medidas. Sin embargo, quiero ser más profunda y exhaustiva, porque la República Argentina tiene un índice de delitos impresionante. La tipificación, de acuerdo con la Secretaría de Estado norteamericana, es preocupante. Tan así es que nos dejaron de prestar dinero por distintas vías. Entonces existe la necesidad de bajar el índice delictual y de sancionar determinadas leyes.

Por este Protocolo de Palermo, que responde a necesidades de la Cancillería norteamericana que tienen que ver con la mafia, el crimen organizado, el terrorismo, etcétera, esta Cámara se vio obligada a votar determinadas leyes, como la ley antiterrorista, que sin embargo se sancionó entre gallos y medianoche en diciembre de 2006 porque había que hacerlo.

Llamo a la reflexión a los señores diputados a fin de que sancionemos un proyecto que, además de cumplir con el Protocolo de Palermo y con los Estados Unidos para que nos sigan prestando dinero –vaya uno a saber para qué-, sea una buena norma. Por eso no es necesario sancionar la iniciativa que estamos tratando ahora.

Me parece importante confrontar lo que dice el Protocolo de Palermo en su definición de trata con lo que establecen las Naciones Unidas. En tal sentido, el Protocolo entiende por “trata de personas” lo siguiente: “La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concepción o recepción de beneficios para obtener el consentimiento ...”, y un montón de cosas más.

Esa definición tan rimbombante mereció una respuesta de las Naciones Unidas. Aclaro que hablamos de las Naciones Unidas y no de la diputada que habla. Sin embargo, esta definición internacional no es la apropiada para ser utilizada en los códigos penales domésticos, ya que tiene demasiados elementos que deberían ser probados por los fiscales, tornando así mucho más difícil el procedimiento. (Aplausos.)

¿Cómo hago para probar todo eso? Es una muy buena observación de las Naciones Unidas que no está hecha con mala intención. Cuando uno firma un protocolo internacional no lo tiene que seguir al pie de la letra. Simplemente tengo que respetar su espíritu.

En ese sentido debo decir que la Argentina comienza teniendo en cuenta el Protocolo de Palermo. Pero también tenemos obligaciones con muchos protocolos y convenios vinculados con los derechos humanos, como los de 1949 y 1953. No nos podemos olvidar de eso.

Cuando sancionamos un proyecto de ley y pensamos en el bien jurídico que queremos proteger, me parece importante que aparte del Estado-Nación y de las fronteras -que es a lo que apunta el Protocolo de Palermo- debemos focalizar, a partir de la política vinculada con los derechos humanos -de esto hablamos mucho-, la defensa de los derechos vulnerados de las víctimas de la trata. Podemos hacer las dos cosas. No es que una invalida a la otra. Es necesario tener en los fundamentos toda la tradición de derechos humanos de la Argentina.

Por otro lado deseo leer cuál es la definición de trata que nosotros incluimos en nuestro dictamen de minoría: “Incurre en delito de trata de personas el que capte, reciba, acoja, transporte y/o traslade a una o más personas dentro del Territorio nacional y/o desde o hacia el exterior, con fines de explotación económica o cualquier tipo de beneficio para sí o para terceros. A los fines de este artículo, se entiende como explotación lo siguiente: cuando se redujere o mantuviere a una persona en condición de esclavitud o servidumbre; cuando se obligare a una persona a realizar trabajos o servicios forzados; cuando se promoviere, desarrollare o se obtuviere provecho económico o cualquier tipo de beneficio para sí o para terceros mediante la explotación de la prostitución ajena y/o cualquier otra forma de explotación sexual; tráfico de personas para pornografía y/o turismo sexual; el matrimonio servil; cuando se obligare o promoviere la mendicidad para beneficio de terceros; cuando se practicare tráfico de personas para extracción de órganos y/o tejidos humanos; cualquier otra práctica que pudiere enmarcarse en la definición general establecida en el presente artículo o ser análoga a sus incisos.”

Es decir que en una definición de trata nosotros no sólo tenemos que poner verbos como pueden ser: “trasladar”, “acoger”, etcétera. O sea que todo esto puede ser una empresa turística. Nosotros debemos incluir que acá existe explotación con un fin delictual. De lo contrario, estamos haciendo cualquier cosa.

Por eso, realmente les pido que tomemos conciencia de cuál es la situación.

Un proyecto de ley de trata de blancas tiene que trabajar sobre la definición para lograr agilidad, pero también debe contemplar una organización que se ocupe de la prevención y la atención de las víctimas.

Esto no debe surgir de un programa del Ejecutivo, sino de una ley. Debe partir de esta gloriosa Cámara. (Aplausos.)

Entiendo que el Frente para la Victoria tiene una vocación de poder tan avasallante que piensa que va a estar siempre. Lo celebro, pero podría suceder que pierdan. Si se retira esta gestión, podría venir otra y el programa podría desaparecer.

Por eso, les solicito que efectúen una reconsideración y que incluyan en la norma un programa, al igual que se hizo con el INADI y otras instituciones. ¿Quién va a llevar adelante este comité? Entiendo que debe ser plural y participar todos los sectores comprometidos de la sociedad.

¿Dejaremos que sea la policía federal? Hasta ahora las víctimas de trata de blancas que han aparecido provienen del trabajo de la Gendarmería. La Policía Federal no encontró a nadie. Cuando los comisarios dicen: “A esta chica la vi”, la van a buscar a los cementerios, a los pajonales o aparece una vidente que sueña que la tiraron en algún lugar.

A veces los comisarios dicen que a una chica la tienen vista. Yo les digo de dónde la tienen vista: de los prostíbulos. Es decir que acá está la complicidad del poder político.

Sabemos que con esta iniciativa nos metemos con las cadenas de hoteles internacionales. La última vez que fueron vistas las chicas que desaparecieron en Tucumán subían a un remis.

Aquí existe una corporación económica que trabaja para que las leyes no funcionen y para que las herramientas jurídicas que se dicten no sean lo suficientemente efectivas como herramienta de lucha contra uno de las peores actividades. (Aplausos.)

Nosotros vamos a seguir haciendo “escraches” y movilizándonos. La cultura moderna nos hace pensar en el encierro como lo mejor que le puede pasar a una persona. En la modernidad, para las mujeres se establecieron el matrimonio, los conventos y los prostíbulos; a quien rechazaba esto se la quemaba, a partir de una caza de brujas que pretendía que no quedaran las mujeres sueltas.

Se nos convenció que estar adentro de lugares era maravilloso. A quien sospeche que en la Argentina trabajar en un prostíbulo implica estar ocho horas, cobrar un salario e irse, yo le pido que venga a los “escraches” y entiendan que los prostíbulos tienen rejas. Le sacan la documentación a la gente internada y a las chicas les pegan. Conozco mujeres que han sido liberadas y pueden mostrar los brazos con quemaduras de cigarrillos. Sus cuerpos están llenos de cicatrices. Se enteran de cosas muy graves. Ven la cara de muchas personas, por lo que no se las libera fácilmente. Es decir que son muy pocas las que pueden zafar.

Tampoco pensemos en el mito de que se trata de mujeres jóvenes. En una red de trata de blancas podemos estar cualquiera de nosotros, de nuestros hijos e hijas o de nuestros familiares. En el target de un órgano humano que se necesite podemos estar incluidos todos.

A mí también me dijeron en la comisión: “Diputada, usted lee mucha ciencia ficción; lo que dice de los órganos no existe.” Sí, existe: actualmente se está celebrando un congreso internacional en Naciones Unidas por el tráfico de órganos.

Yo no leo ciencia ficción, sino que estoy donde está el pueblo. Me uno a lo que decía Marcela Rodríguez: les pido a mis compañeros de esta Honorable Cámara que no estemos dibujados, votando cualquier cosa sin saber del tema. ¡Vayamos con las ONGs! La situación de los prostíbulos y de los talleres clandestinos es más que medieval.

Ayer con lágrimas escuchaba a esa mujer que me decía que no me fuera. No viene al caso que me quiebre en este momento, pero quienes estamos cerca de las mujeres, conocemos lo que pasa y vimos las heridas...

Conozco a la hermana Marta Pelloni. Sé de las monjas oblatas. No tienen ningún derecho a hacernos esto. (Aplausos.)


MOCIÓN DE ORDEN

Sra. Rodríguez.- XE "Rodríguez (M.V.)" Pido la palabra para formular una moción de orden.

Sra. Presidenta (Vaca Narvaja).- Para una moción de orden tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.

Sra. Rodríguez.- XE "Rodríguez (M.V.)" Señora presidenta: en realidad ocuparé sólo un minuto para plantear una moción de orden.

Quedamos encuadrados dentro de las obligaciones establecidas por el artículo 177 del Código Procesal Penal ya que a partir del discurso de la señora diputada Gil Lozano tomamos conocimiento, en el ejercicio de nuestras funciones, de hechos que eventualmente podrían constituir un delito de acción pública.

Si ello es así, como funcionarios públicos que somos tenemos la obligación de denunciar esos hechos. Es obligación de esta Cámara realizar la denuncia ante la Cámara de Apelaciones en relación con el comisario cuyo nombre no recuerdo y que fue mencionado por la señora diputada.

Por su parte, debemos hacerle saber al Consejo de la Magistratura lo vinculado con el juez Canicoba Corral para que se proceda con la investigación.

Se trata de una moción de orden y pido que se vote.

Sr. Rossi(A. O.).- Pido la palabra para una aclaración.

Sra. Presidenta (Vaca Narvaja).- Tiene la palabra el señor diputado por Santa Fe.

Sr. Rossi (A. O.).- Señora presidenta: no entiendo el sentido de la moción que acaba de formular la señora diputada Rodríguez.

La señora diputada Gil Lozano hizo una descripción de hechos sobre los cuales no dudamos, pero que tampoco podemos verificar. Si ella cree que es así, tiene todo el derecho de hacer la denuncia correspondiente.

Había tres diputados presentes y no dudo de ellos, pero no sé si corresponde que la Cámara tome una resolución y avance a partir de las palabras de la diputada Gil Lozano. No sé si es lo que corresponde.

Propongo a la señora diputada Rodríguez que deje en suspenso su moción de orden, que hagamos las consultas jurídicas correspondientes y adoptemos el camino legal que esté en consonancia.

Lo que propongo es que no votemos por votar. Entiendo cuál es la situación y la oportunidad, pero no sé qué es lo que corresponde que hagamos como cuerpo. No sé si es la Cámara de Diputados la que se encuentra involucrada en esta situación.

Lo que corresponde es que hagamos las debidas consultas jurídicas y actuar en consecuencia.

Sra. Rodríguez.- XE "Rodríguez (M.V.)" Pido la palabra.

Sra. Presidenta (Vaca Narvaja).- Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.

Sra. Rodríguez.- XE "Rodríguez (M.V.)" Estudié bastante sobre derecho como para hacer consultas jurídicas.

De todas formas, quiero señalar que cuando formaba parte del Consejo de la Magistratura y se presentaban situaciones de esta índole, el cuerpo realizaba las denuncias por considerar que era su obligación. Éramos funcionarios públicos y debíamos realizar ese tipo de denuncias.

Del mismo modo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha puesto en conocimiento del Consejo de la Magistratura casos en los cuales ha considerado que hubo irregularidades por parte de los jueces. Uno de esos casos ha sido el de Skydelsky.

Sra. Presidenta (Vaca Narvaja).- Tiene la palabra el señor diputado por la Capital.

Sr. García Méndez.- XE "García Méndez" Señor presidente: en nombre de mi bloque quiero apoyar lo señalado por el señor diputado Rossi.

Considero que si un señor diputado de esta Honorable Cámara toma conocimiento de un delito tiene las capacidades técnicas y culturales como para hacer las denuncias policiales correspondientes en forma inmediata a la ocurrencia del hecho.

Algunas de las circunstancias relatadas, si son verídicas, constituyen el gravísimo delito de secuestro de persona, que es uno de los delitos más graves del Código Penal, razón por la cual no es la Cámara la que tiene que pronunciarse sobre esto sino el diputado o el ciudadano que ha tomado conocimiento de tal situación.

Sra. Presidenta (Vaca Narvaja).- Tiene la palabra el señor diputado por Santa Fe.

Sr. Rossi (A.O.).- Señora presidenta: nosotros coincidimos con la posición que ha expresado el señor diputado García Méndez, y queremos encontrar una solución para saldar la situación; pero si en este momento la señora diputada Rodríguez presenta esa moción de orden, nos obliga a votar en contra. Queremos dejar en claro que nuestro pronunciamiento va en contra del procedimiento que propone la señora diputada, ya que no estamos juzgando la situación, y alentamos a los diputados que se vieron involucrados en los hechos del día de ayer a que hagan la denuncia correspondiente.

Sra. Presidenta (Vaca Narvaja).- Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.

Sra. Rodríguez.- XE "Rodríguez (M.V.)" Señora presidenta: si no quieren atender la obligación del artículo 177 del Código Penal, aquí la señora diputada me dice que ella va a hacerlo. De todas maneras, debo decir que se está incumpliendo con ese artículo porque acabamos de tomar conocimiento de los hechos.

© Copyright 2008 ari.org.ar l All rights reserved.

Texto original
<<<
 
Escríbenos
Para más información
Volver al Inicio
<<<